Suelos conductivos, usos y beneficios

Los suelos conductivos son ideales para sitios donde se utilizan o almacenan productos inflamables o productos químicos que se utilizan en la industria
y laboratorio.

Los suelos conductivos son pavimentos vinílicos conductores de electricidad de ancho homogéneo, con resistencia eléctrica específica y propiedades conductivas permanentes, ademas de fungiestático y bacteriostático, características que deben tener los pavimentos de la industria médica, química, alimentaria y hospitalaria.

Los sistemas de suelo conductivos se requieren para mantener estrictos controles de la electricidad estática.

VENTAJAS DEL SUELO CONDUCTIVO

Además de todas las características que hemos mencionado también es muy resistente a la corrosión, no es tóxico; su acabado es elegante y de alto brillo. Dado que tiene un acabado liso, su limpieza es realmente sencilla, y en general no sólo brinda protección, sino que alargará la vida de útil del pavimento.

¿Qué son los suelos conductivos?

Es un recubrimiento superficial que se coloca sobre el pavimento, diseñado para descargar a tierra de manera controlada la electricidad estática, generada o acumulada por la fricción de materiales diversos brindando protección a personas, equipos y elementos electrónicos sensibles.

Básicamente, es un sistema de recubrimiento con altas propiedades de conducción, en un rango de 1X104 a 1X106 que nos permite redirigir la generación de campo electrostático y evitar que se produzca una chispa capaz de producir combustión o afectar aparatos electrónicos.

En el día día durante la manipulación de maquinaria e instrumentos se generan pequeñas descargas que pueden pasar desapaercibidas, sin embargo si se producen en medio de una operación quirúrgica o en un espacio rodeado de material flamable o en una mesa de trabajo con microcomponentes electrónicos, podría traer consecuencias muy graves.

 

¿Cómo funcionan los suelos conductivos?

Mediante un recubrimiento de resina epóxica conductiva que funciona como un sistema ESD (Electro Static Discharge), este sistema nos permite controlar
las cargas triboeléctricas producidas por el campo electrostático. Si la electrostática aparece, el pavimento conductivo descargará la energía hacia todo
aquello con lo que entre en contacto, arrojando la corriente a una línea a tierra previamente instalada que disipará la corriente evitando la descarga. En pocas palabras, su función es proteger circuitos, paneles, salas de transmisión de energía y estaciones eléctricas, lugares con materiales altamente flamables o material explosivo, quirófanos, laboratorios, salas de cómputo etc.

¿Dónde se utilizan los suelos conductivos?

Su uso más frecuente es en laboratorios o sectores industriales donde hay aparatos ultra sensibles y/o material flamable.
También se utiliza en entornos tecnológicos donde realizan pruebas de calidad y resistencia a aparatos eléctricos a través mediciones de alta precisión;
en estos casos cualquier intervención electrostática puede afectar el funcionamiento de aparatos sensibles a variaciones de corriente, pudiendo alterar los resultados.

A pesar de que este tipo de pavimento se recomienda en las industrias con características como las ya mencionadas, es prioritario en el sector médico: los hospitales, clínicas y laboratorios médicos.

¡No esperes más!

Teléfono

Email

administracion@pavifortvalles.com

Ubicación

c/ de les Borges Blanques, 82

08227, Terrassa, Barcelona